Inicio | ¿Quiénes son? | René González Sehwerert | Argumentación de su Inocencia

Argumentación de su Inocencia

Se aplicó la pena máxima para cada delito sin tener en cuenta ninguna atenuante, lo que demuestra el carácter irracionalmente desmesurado de las sanciones. Según la ley norteamericana se sanciona con la máxima cuando el acusado es potencialmente peligroso, reincidente y agresivo. Nunca existió quejas del jurado, de la jueza ni de la Fiscalía sobre el comportamiento de los acusados, ni se les comprobaron actitudes moral y éticamente inadecuadas durante el tiempo que residieron como ciudadanos en ese país. No se tuvo en cuenta para ninguno de los delitos, ni siquiera como atenuante, el estado de necesidad.

El cargo a) Conspiración para cometer delitos contra Estados Unidos. No existen pruebas directas que argumenten la comisión del delito de conspiración.

En el caso del inciso b) Agente extranjero no declarado, para ser condenado por este estatuto el acusado tiene que haberse demostrado conocedor del requisito de registración exigido por la ley. Aunque en general el desconocimiento de la ley no exime al ciudadano de su cumplimiento, hay casos atípicos en que algunos acusados han sido exonerados porque el estatuto que aplicado no era de conocimiento común, tal como pasa en este caso.

Se violó la Declaración de los Derechos Civiles y Políticos al obstaculizarle a René, ciudadano norteamericano por nacimiento, las posibilidades de intercambio familiar, al negársele a su esposa e hijas visitas al penal y después deportar a Cuba a su esposa, Olga Salanueva, lo que conllevó necesariamente a su separación forzosa. Olga ha solicitado recientemente dos visas para viajar a Estados Unidos a visitar a su esposo, las cuales han sido denegadas.

Se violó el artículo 9 de la Declaración de los Derechos del Niño de la ONU, en el caso de su hija menor, Ivette, ciudadana norteamericana por nacimiento, que tenía cuatro meses de edad al momento del arresto de su padre y del cual ha sido brutalmente separada.