Inicio | Galería

Galería

¿Estamos realmente en presencia de una camarilla de despiadados superespías? ¿Podían constituir todos ellos una “amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos”? ¿Es posible imaginarlos como un grupo de complotados para cometer fechorías y asesinatos o propiciar tragedias como la de los aviones de “Hermanos al Rescate”?

Estas fotos nos ayudan a revelar la condición humana de estos hombres falsamente acusados por el Imperio, gente común y corriente, amantes de su familia y de sus semejantes, cultivadores de la alegría y la amistad.

Su verdadero pecado es otro, quizás su honestidad y su honradez, virtudes demasiado excelsas e intolerables para quienes no tienen un ápice de vergüenza, pero más que suficientes para aquellos que viendo amenzada su patria fueron capaces de sacrificarlo todo por defenderla…