Inicio | Hechos | Traslados y Visitas

Traslados y Visitas

En espera de sentencia

26 de junio de 2001: Los cinco compatriotas son conducidos nuevamente al “hueco” en represalia por su comunicado al pueblo norteamericano, y coincidiendo con la visita del Fiscal General para reunirse con jefes anticubanos en Miami. Son despojados de todas sus pertenencias personales, incluyendo cartas, fotos, poemas, la máquina de escribir, y hasta el más pequeño pedazo de lápiz de escribir; les arrebataron también los radios y les restringieron excesivamente todas las llamadas telefónicas. Las protestas de los abogados no reciben respuestas.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 28 de junio de 2001)

28 de junio de 2001: Un funcionario visita a Gerardo Hernández y le dice que la medida de regresarlos a “El hueco” ha sido adoptada por cuestiones de seguridad, bajo la consideración de que, con la publicidad dada a ellos a través del proceso judicial y la respuesta desplegada por  nuestro pueblo en defensa de ellos, podrían ocasionarles problemas con el resto de la población penal.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 5 de julio de 2001)

4 de julio de 2001: A Gerardo, único que permanecía en solitario, le ponen como compañero a otro preso que decidieron trasladar a la unidad de castigo por tener problemas disciplinarios en su celda habitual. Esta acción es rechazada por Gerardo, ya que ello no era compatible con lo que le había dicho el funcionario sobre el traslado  al “hueco” por cuestiones de seguridad.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 10 de julio de 2001)

5 de julio de 2001: Gerardo solicita que la hora señalada en  la semana para salir de su celda coincida en el horario del resto de sus compañeros. Sin embargo, no recibe  respuesta a su solicitud y  se le concede un horario diferente. Gerardo ha solicitado, además, formalmente, por escrito y en comunicación verbal, un encuentro con su abogado, en virtud de conversar lo relacionado con la respuesta que debe dar la fiscalía a las mociones presentadas, pidiendo la celebración de un nuevo juicio y la absolución por parte de la jueza del cargo de conspiración para cometer asesinato, una facultad que tiene la jueza y que puede dar a conocer en los próximos tiempos. A ninguna de estas solicitudes  se le ha dado respuesta; es decir, la necesidad de Gerardo de comunicarse con su abogado ha sido impedida por las autoridades del penal.
(Mesa Redonda Informativa, 10 de julio de 2001)

13 de agosto de 2001: Gerardo Hernández Nordelo le escribe a la jueza Joan Lenard, con motivo del informe pre-sentencia, donde le explica que sus actividades son para neutralizar actos de organización terrorista contra Cuba.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 10 de diciembre de 2001)

13-14 de agosto de 2001: Se les reserva celdas separadas en pisos y en alas diferentes en un intento por quebrar su acerada moral, sus ideas y sus convicciones, lo que ha llevado a las autoridades carcelarias a condenarlos a un vil aislamiento . Están separados completamente unos de los otros por primera vez desde que ingresaron en la prisión, en septiembre de 1998. Antonio está ubicado en el ala este del piso 11; Ramón, en el piso 10, ala oeste; Fernando, en la celda del ala este del piso 9; René en el ala este del piso 8, y Gerardo en el piso 7.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 16 de agosto de 2001)

5 de diciembre de 2001: Por primera vez Antonio y René son autorizados por las autoridades carcelarias a participar en una visita consular junto con Gerardo, Fernando y Ramón.

Ese mismo día las madres de Gerardo, Fernando, Antonio y René reciben visas para viajar a EE.UU y participar en las vistas de sentencia. Sin embargo, la visa de elizabeth, esposa de Ramón es demorada, lo que le impidió asistir a su vista de sentencia.
—————-
(Material suministrado por expertos vinculados al proceso)

Después de condenados

4 de enero de 2002: Gerardo dice haber conocido extraoficialmente que está asignado para una prisión de máxima seguridad en Coleman, Florida.

18 de enero de 2002: Ramón conoce que fue designado para una prisión de máxima seguridad en Beaumont, Texas.

19 de enero de 2002: A René le informan que irá para una prisión en Loretto, Pennsylvania. A Gerardo le recogieron sus pertenencias, y esperaba que en la madrugada del martes 22 se realizara el traslado a la prisión de Coleman, Florida.

20 de enero de 2002: Fernando conoce que había sido asignado a un centro de mínima seguridad en Waseca, Minnesota.

25 de enero de 2002: Antonio se comunica con la Sección de Intereses de Cuba en Washington (SICW) para informar que acababa de conocer su designación para la prisión de Florence, en Colorado. Añadió que lo situaron en el nivel de alta seguridad.

27 de enero de 2002: Gerardo conoce que será trasladado para la prisión de Lompoc, California, en lugar de Coleman, Florida. Ese día la Consejera del piso le fue a recoger sus pertenencias, aparentemente sin conocer que desde el fin de semana anterior lo habían hecho. Es usual que en el Centro de Detención Federal de Miami empaquen a los reclusos los fines de semana y se realice su traslado el martes siguiente, pero Gerardo permaneció más de una semana sin ningún artículo personal, por lo que tuvo que pedir ropa interior.

Su abogado Paul McKenna se comunicó con el Buró de Prisiones de Atlanta para verificar esta decisión, y la funcionaria que lo atendió le dijo que en la población penal de Coleman, había cierta expectativa con el próximo arribo de Gerardo, por lo que estimaron pertinente reubicarlo para garantizar su seguridad personal que estaba amenazada.

A René, Fernando y Ramón les recogieron sus pertenencias, por lo que estiman podrían ser transferidos de inmediato.

28 de enero de 2002: Ordenan empacar a Antonio.

29 de enero de 2002: Los cinco fueron trasladados en el mismo avión hacia Atlanta, Georgia, y estuvieron sentados bastante cerca durante el viaje. Al salir de Miami desayunaron a las 09:00 horas, y no comieron nuevamente hasta las 23:00 horas. A los tres compañeros condenados a cadena perpetua, Gerardo, Ramón y Antonio, les colocaron un aditamento llamado “caja negra” que consiste en un dispositivo que se pone sobre las esposas para reforzar el cierre e identificar a distancia a los presos más peligrosos. Esta “caja negra” es muy incómoda y les puede cortar la piel.

Al llegar a la Penitenciaría de Atlanta les toman fotografías y las huellas dactilares, y son ubicados en el “hueco” que en ese lugar tiene dos niveles. Gerardo, Ramón y Antonio fueron colocados en el nivel superior, pernoctando los dos últimos en la misma celda, mientras Fernando estuvo en el nivel inferior. René fue situado igualmente en el “hueco”, pero separado del resto, por lo que no lo vieron más después del arribo a ese lugar.

A diferencia del “hueco” de Miami, tenían que salir de las celdas para recoger la comida, momento en que se podían ver Gerardo, Ramón y Antonio, y ocasionalmente distinguieron a Fernando, que estaba en el piso inferior. En la prisión de Atlanta la alimentación es muy mala, y les vistieron con unos uniformes en mal estado.

30 de enero de 2002: La visita consular prevista para ese día no pudo efectuarse porque los compañeros se encontraban en el proceso de traslado a las prisiones adonde fueron asignados, lo cual fue constatado por el Cónsul cubano cuando asistió al Centro de Detención Federal de Miami.

4 de febrero de 2002: Gerardo y Ramón fueron trasladados a la prisión El Reno, en Oklahoma, siendo la última vez que vieron a Antonio y Fernando. En el aeropuerto de Atlanta debieron soportar bajas temperaturas, aunque no pueden precisar cuántos grados había; observaron que los guardias usaban abrigos y gorros, y ellos solo tenían un pulóver mientras caminaban por la pista para tomar el avión. Otros dos reclusos de más de 60 años que iban en sillas de ruedas y con un andador también llevaban únicamente pulóveres. En Oklahoma, inicialmente los llevaron para “el hueco”, pero no llegaron a ubicarlos allí, sino junto al resto de la población penal, aunque en áreas separadas, sin contactos entre ellos.

El dinero que tienen de fondo se transfiere directamente del Centro de Detención Federal, en Miami, a las prisiones donde finalmente serán ubicados. Por esa razón, durante el movimiento por prisiones intermedias antes de llegar al destino final no pueden utilizarlo, y ello representa una limitante para realizar llamadas telefónicas u obtener determinados elementos esenciales durante los días que demora el traslado.

5 de febrero de 2002: Un cable de AFP hace referencia a declaraciones de Patricia Ward, portavoz del Centro de Detención Federal de Miami, quien confirma que los cinco compañeros fueron provisionalmente llevados a una Cárcel de Máxima Seguridad en Atlanta, desde donde serían trasladados a sus destinos finales. Declaró públicamente que Gerardo iría a Lompoc, California; Ramón a Beaumont, Texas; Antonio a Florence, Colorado; René a Loretto, Pennsylvania, y Fernando a Waseca, Minnesota.

8 de febrero de 2002: Gerardo es trasladado a la prisión de Lompoc, en California. Esta información no se confirmó hasta el día 12 de febrero cuando él se pudo comunicar con la SICW y su familia.

9 de febrero de 2002: Ramón se comunica con la SICW desde la prisión de Oklahoma. Desde Atlanta y Oklahoma ha enviado correspondencia a la SICW, pero no ha llegado.

12 de febrero de 2002: A las 04:00 horas, Ramón sale de Oklahoma en un ómnibus, y llega a la prisión de Beaumont, en Texas, alrededor de las 15:00 horas. Al llegar tuvo una entrevista que calificó de fuerte, donde le dijeron que tenía predeterminado que fuera para el “hueco” porque su caso era complejo y debían realizar unas investigaciones. En el “hueco” comparte una pequeña celda con dos afronorteamericanos. Esta es más pequeña que la del “hueco” de Miami, en la que casi no se puede caminar, además es un lugar sucio y deprimente. Aunque tenía ducha, prefirió no bañarse en la semana que estuvo en ese lugar por la falta de higiene y condiciones mínimas. Estaba bajo el sistema de seguridad más rígido, establecido para los reclusos que intentan escapar.

Gerardo llamó a su familia, por primera vez después del inicio del traslado, el 29 de enero. Describe a la Prisión de Lompoc como bastante vieja, fea y deteriorada. La celda es más pequeña que la que tuvo cuando estaba en el “hueco”. Su compañero actual es cubano, “marielito”, con el cual parece llevarse bien, a excepción de que es fumador.

14 de febrero de 2002: Ramón pudo llamar a su casa por primera vez desde que salió de Miami, el 29 de enero. Señala que en el “hueco” de la prisión de Beaumont solo le permiten llamar por teléfono 15 minutos al mes. Desde que llegó ha estado todo el tiempo en el “hueco”, y no le han permitido salir a la hora diaria de esparcimiento.

Fernando se comunica con la SICW, y por primera vez desde que salió de Miami se sabe directamente de su situación. Explicó que en ese momento estaba en el “hueco” de la prisión de Atlanta.

Antonio también realiza una llamada a casa del Vice-Cónsul cubano. Explica que estaba en el “hueco” de la prisión de Atlanta. Su estado de salud es normal. Recientemente perdió un empaste de una muela y a veces se siente incómodo. Ha escrito nuevos poemas y mantiene un alto espíritu.

19 de febrero de 2002: Después de una semana en el “hueco”, ubican a Ramón junto a la población penal. Comparte la celda con un mexicano, al que calificó de trabajador y buena persona. Se manifestó feliz de haber salido al aire libre y ver el sol por primera vez en casi cuatro años. Refirió que las condiciones son bastante buenas, aunque las celdas son más pequeñas y tienen los baños afuera. Estos tienen buenas condiciones de limpieza y organización. Aún no tiene sus pertenencias, por lo que carece de reloj y radio, y le han comentado que se escucha la radio cubana. Mantiene un régimen de máxima seguridad, y debe reportarse cada dos horas a un oficial, aparentemente bajo el nombre de Luis Medina.

Fernando viajó de Atlanta a Oklahoma, donde solo pasó una noche.

20 de febrero de 2002: A Fernando lo levantaron a las 04:00 horas, tomando un avión con destino a Indiana, donde estuvo cinco días en el “hueco” de una penitenciaría de ese Estado. Allí tres reclusos compartían una celda más pequeña que la de Miami, e incluso uno de ellos tenía que dormir en el suelo. El baño estaba dentro, pero la ducha tenía tan malas condiciones que los reclusos prefirieron no bañarse. Pidieron utensilios para limpiarla, pero no les dieron nada. Además la comida estaba muy mala y el lugar en sentido general dejaba mucho que desear.

22 de febrero de 2002: Se realiza la visita consular a Gerardo entre las 08:30 y las 15:00 horas.

Desde Lewisburg, René es trasladado a la prisión de Loretto, e inicialmente lo ubican en el “hueco”. Le plantearon que estaría allí varios días hasta que analicen su Informe de Probatoria y decidan qué hacer. La temperatura es bastante fría, y cuando llegaron había acabado de nevar.

Ese mismo día le entregan abundante correspondencia de los grupos de solidaridad, incluida una revista sobre Cuba, de las personas que los apoyan en Inglaterra.

23 de febrero de 2002: René se comunica con su esposa, luego de veinticinco días sin poder hacerlo.

25 de febrero de 2002: Fernando sale de Indiana en ómnibus aproximadamente a las 05:00 horas. Pasa primero por Chicago, para luego continuar hacia la prisión de Oxford, en Wisconsin, a donde llegó en horas de la tarde. Después que lo procesaron, fue enviado directamente con la población general del penal. Al llegar allí tenía correspondencia de los grupos de solidaridad, enviada desde Miami.

28 de febrero de 2002: Antonio se comunica con su familia en horas de la tarde indicándole que ya está en la prisión de Florence, Colorado, donde fue ubicado definitivamente.

—————————————-
(Del 4 de enero al 28 de febrero de 2002 se utilizó la información de la AIN)

12 de marzo de 2002: René es trasladado para laprisión de Mckean, en el propio estado de Pennsylvania, a dos horas por carretera de Loreto, donde se encontraba anteriormente.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

20-28 de abril de 2002: La madre y la hermana de Gerardo lo visitan en cinco ocasiones  en la prisión de Lompoc.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

21 de abril de 2002: Los padres de René lo visitan en la prisión de Mckean. Desde hacía 12 años René no veía a su padre. A Olga, esposa de René, le deniegan la visa, por lo que no puede visitarlo, como era su derecho.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

22 de abril de 2002: Fernando recibe la visita de su madre y su compañera, en la prisión de Oxford.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

4-21  de mayo de 2002: La madre y el hijo mayor de Antonio lo visitan en la prisión de Oxford durante siete ocasiones.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

14 de junio de 2002: René recibe visita de su hija mayor y su abuela, a quien no veía desde que fue detenido.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

25 de julio de 2002: La esposa de Gerardo, Adriana, es retenida por más de 10 horas en el aeropuerto de Houston, cuando viajaba para visitar a su esposo. Las autoriddes norteamericanas no le autorizaron la entrada al país, a pesar de que había recibido la visa correspondiente.
—————–
(material suministrado por expertos vinculados al proceso)

 

Para ampliar la información, consulte la Cronología