Inicio | Llamado urgente del Comité Nacional para la Liberación de Prisioneros Políticos Cubanos en Estados Unidos “Liberen a los cinco”

Llamado urgente del Comité Nacional para la Liberación de Prisioneros Políticos Cubanos en Estados Unidos “Liberen a los cinco”

 

“¿Quiénes son estos cinco? Son cinco cubanos: René González Sehwerert, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, Antonio Guerrero Rodríguez y Gerardo Hernández Nordelo, quienes fueron condenados en junio del 2001 y enfrentan una posible sentencia de cadena perpetua en una prisión federal de Estados Unidos por simplemente defender a su país, Cuba, de terroristas radicados en Miami.

“Fueron puestos en aislamiento por 17 meses, después de ser condenados fueron regresados a la unidad especial de confinamiento en total aislamiento, donde permanecen.

“Los cinco cubanos fueron condenados en junio después de un juicio politizado, en el cual el gobierno de Estados Unidos alegó que los cinco cubanos estaban envueltos en actividades de espionaje contra bases militares norteamericanas y de amenaza a la seguridad nacional; pero los cinco señalaron firmemente en su defensa que estaban estrictamente vigilando las acciones de los grupos de la ultraderecha de Miami. De hecho, compartieron información con funcionarios norteamericanos cuando se planificaron acciones peligrosas por parte de los grupos terroristas que ellos infiltraron.

“Ellos estaban justificados en defender a Cuba de las acciones terroristas desde Estados Unidos. Por más de 40 años grupos de la ultraderecha cubana radicada en Miami han realizado numerosas actividades terroristas contra Cuba y también contra cubanoamericanos y otras personas que han propugnado la normalización de las relaciones entre los dos países y el cese del bloqueo. Estas acciones, realizadas por grupos como Alpha-66, Brigada 2506, Omega 7, Hermanos al Rescate y Comandos F-4 han causado muertes y daños a cientos de personas.

“Debido a su neofascismo y que las organizaciones anticubanas continúan operando impunemente dentro de Estados Unidos con el pleno conocimiento y apoyo del FBI y la CIA, el gobierno cubano adoptó la delicada y necesaria decisión de enviar a estos compatriotas a la Florida para monitorear las actividades de los terroristas.

“Ellos infiltraron las organizaciones terroristas para informar a la isla de ataques inminentes. La finalidad de este tipo de operación clandestina fue para prevenir actos criminales que pondrían en peligro la vida de cubanos y otras personas. Por ejemplo, una serie de explosiones tuvieron lugar en Cuba en 1997, las bombas fueron colocadas en los vestíbulos de hoteles a fin de intimidar a los turistas para que no viajaran a la isla, un turista italiano murió debido a una de las bombas. Después que un terrorista salvadoreño, Raúl Ernesto Cruz León fue condenado por la muerte del turista italiano, confesó que la Fundación Nacional Cubano Americana le pagaba 3 000 dólares por cada bomba que colocara.

“Precisamente en abril del 2001 tres miembros de Alpha-66 de Miami, Ihosvany Surís de la Torre, Santiago Padrón Quintero y Máximo Pradera Valdés fueron capturados por las autoridades cubanas cuando trataban de desembarcar en las costas cubanas; portaban cuatro rifles de asalto AK-47, un rifle M-3 con silenciador, tres pistolas Makarov, visores nocturnos y equipamiento de comunicaciones. Su misión: asesinar indiscriminadamente a cubanos y tratar de sembrar el terror en la isla.”

Continúa diciendo este llamamiento: “Un juicio justo en Miami era imposible, porque Miami es centro de las fuerzas anticubanas respaldadas por la CIA. La celebración del juicio en Miami implicaba la existencia de una virtual atmósfera de cacería de brujas. Una moción de los abogados de la defensa para un cambio de lugar fue denegada, a pesar de que las intensas presiones e intimidaciones por parte de los grupos de la ultraderecha cubana harían imposible un juicio justo. El juez y funcionarios del gobierno norteamericano también conspiraron para coaccionar a los testigos de testificar para la defensa y rechazaron evidencias claves de la defensa.

“Un movimiento nacional en Estados Unidos ha sido lanzado para demandar la liberación. El centro de acción internacional está iniciando la campaña: Liberen a los cinco, del Comité Nacional de Libertad para los Prisioneros Políticos Cubanos en Estados Unidos, como un llamado urgente para demandar su liberación.

“No solo estaban los cinco cubanos justificados para cumplir con su deber de defensa del país; futuras acciones terroristas desde Miami están comprometidas a continuar si su condena es sostenida. Ellos no son los que deben permanecer en prisión. ¿Cómo puede Orlando Bosch, quien se ha vanagloriado de su rol en la muerte de numerosos cubanos y otras personas, caminar libremente en Miami, mientras aquellos que han monitoreado sus actividades están acusados, condenados y encarcelados?

“En la lucha por el regreso de Elián González junto a su padre en Cuba, las fuerzas de la ultraderecha de Miami revelaron su naturaleza terrorista y amenazante a millones de norteamericanos, quienes vieron lo que ellos hicieron para mantener a un niño de seis años alejado de su padre. Es importante entender el caso de los cinco cubanos, por lo que es, la persecución de Estados Unidos a cubanos que actúan honorable y justificadamente para defender a su pueblo de agresiones de terroristas comprobados.

“¡Unete, ayuda a construir una campaña masiva para liberar a los cinco prisioneros políticos!

“Firma con tu organización o tu nombre para demandar libertad para los cinco prisioneros políticos cubanos.

“Detengan el apoyo de Estados Unidos al terrorismo contra Cuba.”

Dice este Llamamiento urgente del Comité Nacional para la Liberación de Prisioneros Políticos Cubanos en Estados Unidos, una organización recién creada en ese país del Norte, y que pide la liberación inmediata de nuestros cinco compatriotas.

———————————
(Enviado por Gloria La Riva, leído en
Mesa Redonda Informativa, 11 de julio de 2001)