Inicio | Proceso Judicial | Implicados | Testigos de la Fiscalía

Testigos de la Fiscalía

Al Alonso : Oficial principal del FBI. Testigo del gobierno contra Gerardo Hernández y  René González.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 11 de diciembre de 2001)

Alex García: Testigo de la Fiscalía. Agente del FBI que presentó el gobierno para legalizar sus evidencias, pues participó en el arresto de los cinco compatriotas y testificó sobre los objetos encontrados. Junto a él participaron también Angel Berlingueri, Joseph Hall, James Harris y José Orihuela. 
———————-
(Materiales suminsitrados por especialistas del caso)

Angel Berlingueri:  Testigo por la fiscalía. Agente del FBI que participó en el arresto de los cinco compatriotas y testificó sobre los objetos encontrados, junto con Joseph Hall, Alex García, James Harris y José Orihuela. Tan pronto abandonó el edificio de la corte, y violando la ordenanza de la jueza de que nadie podía hacer declaraciones a la prensa sin su autorización, se dirige a Radio Mambí, para  conversar  con Armando Pérez Roura
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 4 de septiembre de 2001)

Arnaldo Iglesias: Testigo de cargo por el delito de conspiración para cometer asesinato. De origen cubano y residente en Estados Unidos.  Miembro de  Hermanos al Rescate desde 1991 y ha transitando hasta secretario del ejecutivo. Junto con Lares y Basulto es una de las personas que conforman el núcleo que toman las decisiones más importantes de la organización. Fue la estrella con la cual quisieron impresionar al jurado para apuntalar un poco lo que es el cargo más grave el de la conspiración para asesinar a los pilotos de las avionetas de Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996. Tuvo el cinismo de decir que no sabía cuando le preguntaban de actividades que estaban muy concernidas a sus responsabilidades en Hermanos al Rescate y estaba bajo juramento. Sumaron alrededor de veintidós veces, las que dijo no saber o no recordar a las preguntas que se le hicieron durante el juicio a los cinco compatriotas. También declaró que ese 24 de febrero de 1996, Hermanos al Rescate no tenía pensada ninguna misión particular en relación con Cuba, que ese día no estaba entre sus objetivos acercarse a las costas cubanas ni nada de eso; sin embargo,  ese día deja un video para familiares y amigos en el que dice que si alguna vez reciben una imagen en que él no está pestañeando, es porque había caído en mano de las autoridades cubanas. (referido a un tic nervioso que lo obliga a parpadear continuamente)

También la Defensa afectó la credibilidad del testigo al llamar la atención de la Jueza sobre las maniobras ilegales que éste realizaba durante su testimonio (consultaba unos apuntes en la palma de la mano, que enmendaban respuestas anteriores, aparentemente por solicitud de la Fiscalía). Cuando la Jueza le pidió que le mostrara la mano, Iglesias que había salido un momento, planteó que se la había lavado.

La Fiscalía evidentemente lo preparó para sensibilizar al Jurado con un testimonio muy emocional, que incluso la prensa calificó como el momento más emotivo del juicio; aunque su testimonio estuvo ampliamente limitado por las objeciones de la Defensa. En el contrainterrogatorio entró en contradicción con lo declarado anteriormente y reconoció que el día del incidente iban a probar unas municiones, algo que fue cuestionado por la defensa, según el carácter humanitario de la organización de la que es miembro. También la Defensa afectó la credibilidad del testigo al llamar la atención de la Jueza sobre las maniobras ilegales que éste realizaba durante su testimonio (consultaba unos apuntes en la palma de la mano, que enmendaban respuestas anteriores, aparentemente por solicitud de la Fiscalía). Cuando la Jueza le pidió que le mostrara la mano, Iglesias, que había salido un momento, planteó que se la había lavado.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 4 de julio de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

BJor Johansen: Testigo del gobierno. Oficial de cubierta del crucero “Majesty of the Sea”. Joven de origen noruego. Hombre de mar, comenzó con sus entrenamientos primarios en Noruega bajo la marina de guerra de ese país y luego su paso por la marina mercante, para terminar en la Royal Caribbean, línea de cruceros que recorre el Caribe desde su base en Miami.  Con su declaración, comienza en la corte el capítulo del derribo de las avionetas.Testigo presencial del derribo de las avionetas el 24 de febrero del 96, el cual supuestamente pudo localizar el lugar del hecho por las manchas de aceite, presentó y describió todos los equipos de localización con que cuenta ese barco. El abogado Paul Mackenna logró que éste precisara que sus observaciones sobre el derribo fueron recogidas en el libro de incidencias de la embarcación sólo al día siguiente y luego de haberse entrevistado con un funcionario del Gobierno, agente del FBI.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 3 de julio de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

Charles Leonard: Testigo de la Fiscalía. Experto en aviación. También participó como testigo en el juicio civil establecido contra cuba. Afirmó que Cuba violó sus propias regulaciones y los principios establecidos por la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) para las intercepciones aéreas y que el derribo de las avionetas había sido una operación planeada, además de destacar el presunto carácter civil de las mismas.

Durante el contrainterrogatorio de la Defensa, admitió las repetidas violaciones al espacio aéreo cubano por parte de Hermanos al Rescate; que la organización había sido advertida en varias ocasiones sobre los riesgos de volar en la zona norte de la Isla, de sobrevuelo restringido; y que las autoridades cubanas se habían quejado repetidamente sobre las violaciones de su espacio aéreo.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

Christopher Winnie (Teniente Coronel): Testigo de la Fiscalía, quien lo utilizó con el aparente objetivo de complementar el testimonio de Joseph Santos, sobre las posibilidades existentes de penetración en el Comando Sur, instalación en la que está asignado al directorio de inteligencia (J-2), y de esta forma fortalecer el cargo de espionaje.

No obstante, durante el contrainterrogatorio de los abogados, éste se vio obligado a reconocer que a las personas de origen cubano les resultaba más difícil conseguir un empleo en esa instalación, particularmente cuando han estado recientemente en Cuba, así como que los contactos sociales con personal militar eran bastante improbables por constituir una seria violación de seguridad que debía ser reportada de inmediato. Afirmó, sin embargo, que la seguridad no era infalible y un empleado de bajo nivel podía obtener documentos clasificados.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

 

Guillermo Lares: Testigo de la Fiscalía. De origen argentino y casado con una cubana residente en Miami. Estudió en una escuela militar de aviación durante el último gobierno dictatorial en Argentina. Al llegar a Miami se vincula rápidamente con los grupos anticubanos. Es el jefe de vuelo de Hermanos al Rescate. Su aspiración es poseer un boeing. Se ha convertido en vicepresidente de una corporación financiera ejecutiva, una compañía que se dedica al negocio de hipotecas y financiamiento, y empieza a andar, al parecer, en la danza de los millones.

La credibilidad de Lares resultó afectada al mostrarse dubitativo y demandar ayuda a través de contactos visuales a la abogada de Hermanos al Rescate, Sofía Powell-Castro, a la que la Jueza tuvo que requerir por las indicaciones que trasladaba durante su testimonio mediante movimientos de cabeza.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 4 de julio de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

James Harris: Testigo de la Fiscalía. Agente del FBI que presentó el gobierno para legalizar sus evidencias, pues participó en el arresto de los cinco compatriotas y testificó sobre los objetos encontrados. Junto a él participaron también Angel Berlingueri, Joseph Hall, Alex Garcías y José Orihuela.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

 

Janies Clapper : Testigo del gobierno. General, director de inteligencia militar. Explicó lo que era una operación de inteligencia humana,  basada en la selectividad  y en el reclutamiento. Dijo  que el reclutamiento tenía como propósito obtener información clasificada, algo totalmente subjetivo. Esto mereció una objeción, que la jueza hizo válida  y declaró la nulidad de esta aseveración, dirigiéndose al jurado, le dijo: “Olviden lo que se ha dicho aquí sobre este particular.” Al parecer el jurado no olvidó y el oficial probatorio tampoco olvidó este aspecto.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 27 de diciembre de 2001)

Jorge Quesada: Testigo de la Fiscalía. Agente del FBI, quien sostuvo que los cinco acusados aplicaban técnicas de contrachequeo durante sus desplazamientos por el sur de la Florida mientras eran observados por las autoridades.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

José Basulto León: Testigo de la defensa, declarado testigo hostil en el juicio contra los cinco compatriotas. De origen cubano y residente en Miami. Piloto de profesión, fue entrenado por la CIA en el uso de armas de fuego y explosivos y más tarde, la agencia le encomienda infiltrase en Santiago de Cuba semanas antes del desembarco en Playa Girón con misiones de sabotajes en el territorio cubano, como fuerza complementaria a la invasión mercenaria.
Ingresa de nuevo a Estados Unidos a través de la Base Naval de Guantánamo, y desde entonces se le conoce como integrante de la Brigada 2506. Se incorpora de inmediato a organizaciones terroristas y subversivas que actuaban desde ese país contra Cuba. Funda en 1990 y preside la organización Hermanos Al Rescate, muy vinculada a la FNCA, que la provee de sustancial financiamiento económico.
El 16 de mayo de 1996, la Administración Federal de Aviación (FAA), y el Departamento de Estado, le anuncian la revocación de su licencia de piloto, al comprobar que violó el espacio aéreo cubano, y haber por participado en operaciones no autorizadas, el 13 de julio de 1995, y el 24 de febrero del 96. En esta última ocasión lleva a la muerte a 4 pilotos de su organización de manera irresponsable y prmeditada, al instigar la violación del espacio aéreo cubano. Años más tarde comienza a preparar el juicio para la “indemnización” a los familiares de los cuatro pilotos muertos y para lo cual descongelan fondos cubanos. Instiga públicamente para atentar contra el Comandante en Jefe y “solucionar” por la vía violenta los problemas de Cuba. Al nombre de la organización que preside planeó la compra, y lo anunció oficialmente, de una nave modelo L-29, de fabricación checa, para realizar acciones de carácter terrorista contra Cuba.

 

Su presentación como testigo hostil tuvo el objetivo de caracterizarlo como terrorista por sus antecedentes en este tipo de actividades, demostrar el carácter provocador e intencional de sus actividades, y su responsabilidad en el incidente. Se señala que Basulto terminó con su credibilidad bastante dañada tanto ante la Jueza como ante el Jurado, particularmente tras perder totalmente su compostura y proferir insultos contra el abogado McKenna, por lo que la Jueza lo amonestó, además de tener que reconocer acciones violatorias de las leyes norteamericanas e internacionales. Se vio obligado a reconocer sus antecedentes como operativo de la CIA, su entrenamiento en Panamá, Guatemala y EEUU, en inteligencia, comunicaciones, explosivos, sabotaje y subversión; su infiltración en Cubas para ayudar en la preparación del ataque a Playa Girón y su participación en acciones terroristas incluyendo un ataque con ametralladora de 20 mm contra un hotel cubano en 1962 que era frecuentado por el compañero Fidel; su infiltración nuevamente en Cuba como parte de una operación comando para sabotear un emplazamiento de cohetes, señalando que utilizó documentación falsa pero que la operación fue finalmente cancelada. Negó sin embargo haber participado en acciones contra el CHE, aunque reconoció ser amigo de Félix Rodríguez.

Manifestó no recordar haber sido advertido el día del derribo y se negó a reconocer otras acciones como un viaje a México en 1995 para reunirse con el PAN, las pruebas que hizo de artefactos explosivos caseros por lo cual una hubo investigación de Aduanas y el FBI en 1994, los intentos de comprar un avión caza para acciones anticubanas. Negó también haber introducido armamentos y explosivos en CUBA o participar en planes de sabotajes contra torres de alta tensión en San Nicolás de Bari en 1993 o la refinería de Cienfuegos en 1994. Trató de desestimar sus intenciones de provocar un incidente y de incitar al pueblo cubano a acciones violentas.

La Fiscalía en su contrainterrogatorio trató de defenderlo de las imputaciones que se le hicieron por parte de los abogados, incluyendo las relativas al uso y monto de los fondos de su organización y a cómo cambió la misión de la misma cuando al disminuir los balseros empezaron a disminuir los recursos, alegando que nunca estuvieron en bancarrota. 
———————-
(Mesa Redonda Informativa, del 20 de junio de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

 

José Orihuela: Testigo de la Fiscalía. Agente del FBI que presentó el gobierno para legalizar sus evidencias, pues participó en el arresto de los cinco compatriotas y testificó sobre los objetos encontrados. Junto a él participaron también Angel Berlingueri, Joseph Hall, Alex Garcías y James Harris.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

Joseph Hall: Testigo de la Fiscalía. Agente del FBI que presentó el gobierno para legalizar sus evidencias, pues participó en el arresto de los cinco compatriotas y testificó sobre los objetos encontrados. Junto a él participaron también Angel Berlingueri, Alex García, James Harris y José Orihuela.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

Joseph Santos: Testigo de la fiscalía. Sometido, junto con su esposaAmarilys Silverio, a muchas presiones por parte de la Fiscalía, por lo que decidió cooperar con el FBI. Con su participación en el juicio se pretendía propiciar un efecto desmoralizador sobre los acusados y atiborrar al Jurado con datos precisos y contundentes sobre las supuestas actividades de espionaje realizadas por Cuba a partir de las declaraciones directas de los propios implicados.

Santos en particular trató sobre su preparación como agente y acerca del funcionamiento de la Inteligencia cubana. Su declaración presumiblemente perseguía el objetivo de magnificar el aspecto de su entrenamiento sofisticado y su objetivo contra objetivos militares de Florida, a fin de fortalecer el caso de la Fiscalía en cuanto al cargo de espionaje.

Hubo coincidencia en considerar que él no tuvo un buen desempeño en la Corte a pesar de su excesiva elocuencia y abundantes detalles, ante la ofensiva del equipo de la Defensa, y su testimonio fue finalmente utilizado por los abogados a favor de sus representados.

Aunque en su testimonio se centró en el entrenamiento que recibió y en las orientaciones de penetrar en el Comando Sur, lució con poca fuerza y admitió que nunca obtuvo o accedió a información secreta o clasificada. También los abogados pusieron en tela de juicio su credibilidad ante el Jurado, golpeando en su lado más vulnerable: el acuerdo con los Fiscales, en virtud del cual su sentencia fue reducida y destacaron que el mismo tenía dos trabajos y no hablaba inglés, por lo que no podía hacer esta labor de penetración en el Comando Sur, como alegaba.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 27 de diciembre de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

Lenny Clelland: Testigo de la Fiscalía. Director asociado de una unidad federal de análisis y evaluación de radares. Presentó al Jurado un sofisticado programa de computadoras con los movimientos de las avionetas ese día, reconoció a preguntas de la Defensa que el derribo fue seguido desde el sur de Fl orida por un radar que anteriormente ha tenido muchos problemas técnicos, el de Cudjoe Key, aunque dijo que ese día no se detectó ningún defecto en su funcionamiento. Según su reconstrucción las dos avionetas derribadas no cruzaron el espacio aéreo cubano, pero la de Basulto se aproximó a unas 9,9 millas náuticas de la costa.
———————-
(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)

Leonel Morejón Almagro: Testigo del gobierno. De origen cubano y residente en Miami desde 1999, después de lograr el ansiado aval ante la Sección de Intereses norteamericanos. Connotado cabecilla de grupúsculos contrarrevolucionarios , graduado de abogado en 1991 en Cuba, su actual ocupación en el norte de Estados Unidos es como operador de prensa en una fábrica, y su introducción en el negocio de la disidencia, como fundador de un movimiento llamado Naturpaz. Se caracteriza por su desequilibrio emocional, conducta inestable en el orden social y familiar y de tendencia violenta, estrechos vínculos y desmedidas ansias de protagonismo en el medio contrarrevolucionario desde la década de los ochenta en nuestro país.  Ha sido visitante de la Sección de Intereses norteamericanos y de las residencias de sus diplomáticos Timothy Zúñiga Brown, Robin Dianne Meyer y Michael Kosak. Se declaraba partidario de mantener el bloqueo contra Cuba. Fue uno de los participantes en aquella reunión celebrada en agosto de 1999, en la propia residencia de Michael Kosak, en la que el señor Charles Shapiro, jefe del Buró Cuba del Departamento de Estado, entre otras acciones, instó a los cabecillas presentes a organizar un evento paralelo, como parte de una maniobra provocativa contra la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado que tendría lugar ese año en La Habana. Recibió una particular atención por parte de la Sección de Intereses norteamericanos durante años, la que monitoreó sus acciones contrarrevolucionarias en el país, le brindó todo tipo de facilidades y, por supuesto, lo utilizó como fuente de información, como un espía de nuevo tipo oculto tras el disfraz de supuesto luchador por los derechos humanos. Fue también durante años un inescrupuloso propalador de denuncias calumniosas contra la Revolución que fluían a la emisora subversiva o pasaban a engrosar el expediente anticubano creado por el gobierno de Estados Unidos en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra.  No resultó extraño, por tanto, que agradeciera personalmente a  diplomáticos checos en La Habana, y por conducto de estos a su Presidente, por su participación en la moción anticubana en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra en ese año de 1999.  Sus estrechos vínculos con las organizaciones narcoterroristas de Miami desde años antes le ganaron, sin duda, su apoyo desde finales de 1995 para el montaje de una provocación contrarrevolucionaria, a la cual dieron el nombre de Concilio Cubano.

Fue uno de los principales promotores de esta provocación que apoyó José Basulto, de Hermanos al Rescate, el que aportó miles de dólares para la organización de esta operación que al final resultó frustrada.
A su largo historial se suma también su participación en el falso ayuno protagonizado por un grupo de cabecillas contrarrevolucionarios a mediados de 199.

Recibía dinero de Frank Calzón mediante emisarios llegados al país como falsos turistas.  Se conoce, incluso, de varias entregas financieras provenientes de Calzón, así como de la organización Freedom House en los años 1997 y 1998.

Se vinculaba igualmente al llamado Instituto para la Democracia en Cuba para hacer llegar dinero y otros abastecimientos a los grupúsculos contrarrevolucionarios, encabezada por Frank Hernández Trujillo, testaferro también de las asignaciones de la USAI, dirigidas también a subvertir el orden interno en Cuba, con el cual Morejón Almagro mantenía una permanente y estrecha colaboración.

Mantenía estrechas relaciones con otros connotados terroristas como Carlos Alberto Montaner y Nelsy Ignacio Castro Matos, conocido colaborador de Posada Carriles y uno de los organizadores de la más reciente operación de infiltración de terroristas por el norte de Villa Clara. 
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 11 de julio de 2001)

Linda Hutton : Testigo del gobierno. Capitana del Pentágono. Ex directora de la propia base de Boca Chica. Explicó las principales misiones de la base, y dijo que ella abrió al público la base, permitiendo la entrada al público de 6:00 a 6:00. Como resumen de las preguntas y repreguntas que hizo la defensa a la capitana Hutton, no se probó que se manejara información clasificada que comprometiera la defensa, la seguridad nacional o los intereses supremos de Estados Unidos.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, 27 de diciembre de 2001)

Richard Guiannotti :  Perito del FBI, presentado por la Fiscalía. Agente del FBI, apoyó la argumentación más seria de la acusación en el caso de Tony, la conspiración para cometer espionaje contra Estados Unidos, facilitando información secreta, clasificada, de interés nacional, de defensa nacional a un gobierno extranjero. Sin embargo, Guiannotti terminó aceptando que los aviones que salían o llegaban a la base eran vistos desde la calle, desde fuera de la base, que Tony no tenía acceso a información sobre las áreas sensitivas de la base y que esta información que manejaba Tony, evidentemente, era pública.

Durante el juicio se dedicó a leer fragmentos de mensajes interceptados y otros aspectos documentales presuntamente empleados en el funcionamiento de la red. Durante su presentación, la Fiscal indicó al testigo las páginas que debía leer y lo interrumpió constantemente, procurando que sólo se escuchara determinada parte del contenido de los mensajes seleccionados que podían ser incriminatorios al sacarlos de contexto y obviando todo lo exculpatorio.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, del 27 de diciembre de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

Stuard Hoyt : Testigo de la Fiscalía. Durante su testimonio explicó la estructura de la Inteligencia cubana en base a su conocimiento del tema, así como a elementos especulativos. Cuenta con determinado crédito como experto, y aunque mezcló especulaciones con algunas evidencias, no fue descarademente mentiroso. Dejó buena impresión en el jurado, aunque al final cometió un error al decir que la Fiscalía debería dar a conocer todos los documentos que había escondido.

Tras el contrainterrogatorio por parte de los abogados, se vio obligado a abordar el tema del terrorismo contra Cuba, los planes de atentados contra el compañero Fidel y la cooperación entre las autoridades de ambos países, la Defensa logró tornar su testimonio favorable a sus argumentos al reforzar el llamado “estado de necesidad“.
———————-
(Mesa Redonda Informativa, del 27 de diciembre de 2001, y materiales suministrados por los especialistas del caso)

Vicente Rosado: Testigo de la Fiscalía. Agente del FBI, especialista en computadoras, que se refirió a la información encontrada en los ordenadores de los acusados y a los registros secretos realizados previo a la detención de éstos. Reveló la existencia de un punto fijo frente al apartamento de Gerardo Hernández para controlar sus movimientos y que éste tenía guardado un informe sobre las actividades de Hermanos al Rescate y las flotillas del Movimiento Democracia.
———————-

(Materiales suministrados por especialistas que atienden el caso)